Cultiva más plantas hembra desde semilla.

Los factores ambientales empiezan a influir en el sexo desde el momento en que el plantón tiene tres pares de hojas reales (sin contar los cotiledones).

Entre los factores que influencian la determinación del sexo en el cannabis se incluyen los siguientes:
Aumentar el nivel de nitrógeno produce más plantas hembra. Rebajar el nivel de nitrógeno provoca más plantas macho. Incrementa el nivel de potasio para reforzar la tendencia a producir plantas macho; disminuir el nivel de potasio estimula que las plantas sean hembra.

Durante las dos primeras semanas, una concentración elevada de nitrógeno junto a niveles bajos de potasio aumenta el número de plantas hembra.

 

Las temperaturas bajas aumentan el número de plantas hembra. Sin embargo, una humedad baja produce más plantas macho.
La luz más azul aumenta el número de plantas hembra, mientras que la más roja acentúa las tendencias a plantas macho.

Un número reducido de horas de luz (por ejemplo 14 horas) hace que surjan más hembras. Los días más largos (por ejemplo 18 horas) causan un número mayor de plantas macho.

Estrés: cuando se cultiva desde semilla, cualquier estrés medioambiental tiende a producir más plantas macho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.