Si alcanzaste con éxito la cosecha de tus cogollos de cannabis, solo te queda el paso final, no arruines todo el trabajo invertido por hacer un mal secado y curado. En este post te explicamos cómo secar, curar y almacenar tus cogollos de la forma correcta.

¿Cuál es la diferencia entre secar y curar los cogollos?

El secado, como su nombre lo indica, consiste en secar los cogollos frescos para que contengan menos humedad y puedan fumarse o vaporizarse con normalidad. El curado, por otro lado, implica el almacenamiento de los cogollos en contenedores cerrados durante un período de al menos dos semanas. Esto ayuda a desarrollar el sabor y el aroma de tus cogollos a medida que maduran.

¿Por qué es necesario secar y curar los cogollos?

Los cogollos recién cosechados contienen una cantidad importante de humedad, que necesita tratarse antes de fumar. ¿Por qué? Primero, porque fumar cogollos frescos genera caladas desagradables sin apenas sabor, si es que fuese posible quemar los cogollos en primer lugar. Eliminar la humedad ayuda a reducir la aspereza y permite que el perfil de terpenos destaque. Segundo, porque los hongos se desarrollan en condiciones de humedad y oscuridad. Al secar tus flores correctamente, estarás reduciendo drásticamente las probabilidades de que el moho afecte a tu cosecha.

El curado es muy importante porque ayuda a conservar tu marihuana para que pueda ser almacenada durante un tiempo indeterminado, manteniendo además su sabor único y maximizando su potencia. Cuando cosechas los  cogollos, contienen un exceso de azúcares y almidones que a la larga son atacados por las bacterias y enzimas transportadas por el aire. Al curar tus cogollos, en realidad favoreces la degradación de estos fertilizantes, lo que hace que el humo final sea más suave y tenga mejor sabor.

¿Cómo secar las plantas de marihuana?

Para secar la marihuana puedes elegir dos métodos, que dependerán de las condiciones de tu cuarto de secado, pero principalmente de la humedad relativa y del espacio que dispongas:

 Cortar y colgar las plantas de marihuana

  • Consiste en cortar la planta por la parte inferior del tallo principal y colgarla boca abajo de una linea tendida de lado a lado. También puedes colgar la planta por ramas si así lo prefieres o si la planta es de gran tamaño.
  • Con este método lograrás un secado homogéneo y natural, con el que los cogollos conservarán su forma y calidad al no estar en contacto con ninguna superficie y al estar rodeados de aire por todas partes.

Usar redes de secado para tus plantas de marihuana

  • Existen redes verticales y redes apilables para secar tu marihuana, aunque deberás manicurar préviamente tus plantas, separar los cogollos de las ramas y ponerlos esparcidos (sin contacto entre ellos), sobre los pisos de los secaderos.
  • Con este método ahorrarás espacio, aunque los cogollos tienden a aplastarse un poco por estar en contacto con una superficie, por lo que es recomendable girar los cogollos cada dos o tres días.

Condiciones ideales para el secado de las plantas de marihuana

Para realizar un buen secado de tus plantas de marihuana debes tener en cuenta ciertos factores que determinarán también la calidad del aroma, sabor y efecto de tu cogollos:

  • Evita la luz sobre las flores: durante el secado las plantas tienen que estar completamente a oscuras.
  • Procura mantener la humedad relativa del cuarto de secado entre un 50%-55% los primeros 7 días. Si la humedad es demasiado alta y no consigues bajarla puedes usar algún extractor de aire con un filtro de carbón activo para extraer el aire húmedo y que entre pasivamente aire con menos humedad.
  • Procura mantener la temperatura entre 15º y 18ºC, ya que con temperaturas superiores los terpenos se evaporan en mayor cantidad y rapidez. Evita cambios bruscos de temperatura.
  • Renueva el aire del cuarto de secado a diario.
  • No uses ventiladores o deshumificadores para secar las plantas, porque todo lo que sea acelerar el proceso significará perder calidad en el aroma, sabor y efecto de tu marihuana.
  • No dejes que se seque en exceso, es decir, que pierda más del 80% de la humedad.

¿Cómo saber cuándo están suficientemente secos los cogollos de marihuana?

Los cogollos de marihuana se secan desde el exterior hacia el interior, por ello siempre los notarás más secos por la parte de fuera que por dentro. Para detectar cuándo están secos y listos para curar tus cogollos debes tener en cuenta las siguientes indicaciones:

  • Déjalos secar al menos 10-15 días, si lo haces en menos días es muy posible que tu cannabis pierda calidad.
  • Sabrás que el proceso ha llegado a su fin cuando tus cogollos estén secos por el exterior pero no lleguen a desmigajarse al apretarlos porque conservan un pequeño porcentaje de humedad. Si los cogollos siguen flexibles o elásticos debes dejarlos secar más tiempo.
  • Dobla una rama, si cruje y se queda doblada deberían estar suficientemente secos. Si la rama que doblas no cruje y vuelve a su forma inicial deja secar más tiempo.

¿Cómo curar tus cogollos de marihuana?

El curado de la marihuana es el proceso durante el cual se pierde el resto del agua estructural de los cogollos hasta quedar entorno al 25% o 30%, y durante el cual tienen lugar las reacciones de maduración de los cannabinoides y terpenos, además de permitir la descomposición de la clorofila.

La clorofila es lo que hace que los cogollos que están secos pero no curados, tengan ese toque rasposo y ese sabor a yerba fresca. Es un elemento que quieres eliminar de la ecuación ya que no te permitirá percibir con claridad los matices del sabor específico de tus plantas. El curado es básico para que tu marihuana tenga buen sabor y aroma.

El proceso de curado del cannabis puede durar de tres semanas a un mes aproximadamente, dependiendo de dónde y cómo estés curando los cogollos (la humedad y la temperatura de la habitación siguen influyendo durante ese proceso). Con este tiempo te aseguras de que se ha degradado la mayor parte de la clorofila y un amplio porcentaje del THC deja su estado ácido (THC-A), para convertirse en psicoactivo (THC). Durante el proceso de curado también debes evitar la luz sobre los cogollos.

Es mejor curar tu cannabis en cajas de madera o en frascos herméticos y opacos, que no dejen pasar nada de luz. El material idóneo es la madera solo pulida, sin tratamientos como ceras o barnices que estén en contacto con los cogollos. La madera es un material higroscópico con la capacidad de ceder y absorber humedad, ayudando a que haya un balance. Por otra parte, los frascos de plástico al vacío, presentan mayor estanqueidadreteniendo así mejor el aroma. Ambas opciones son válidas, siendo la mejor opción curarlos en caja de madera para conservarlos posteriormente en frascos herméticos de vidrio o plástico.

Los cogollos de marihuana seguirán soltando humedad durante las primeras semanas, por eso tienes que abrir la caja, frasco o bolsa, dejar salir el aire húmedo, y volver a cerrar. Aproximadamente estas son las veces que deberías abrir la caja o frasco de curado.

  • 1 vez al día durante la primera semana.
  • 1 vez cada 3 tres días durante la segunda semana.
  • 1 vez a la semana a partir de la tercera semana en adelante.

¿Cómo almacenar y conservar tu marihuana?

Si has secado y curado correctamente tus cogollos, sólo debes mantenerlos en un recipiente hermético y opaco. En este caso las cajas de madera no son suficientemente estancas y al abrirlas y cerrarlas entra y sale humedad.

Consideramos que la mejor opción para conservar tu marihuana es guardarla en frascos  de vidrio, aunque puedes usar también frascos de conservación al vacío, bolsas anti-olor, bolsas para cocinar tipo «ziploc», o bolsas para envasados al vacío.

Consejos generales

Como en los pasos anteriores, evita exponer los cogollos a la luz y exponerlos a cambios de temperatura o humedad bruscos.

  • Busca un buen lugar para secar y curar tu marihuana, es muy importante a la hora de evitar las condiciones ambientales desfavorables y obtener así una marihuana de calidad.
  • Espera a que tu marihuana haya cumplido el tiempo de curado antes de consumirla, ya que antes no habrá alcanzado su máximo potencial en aroma, sabor y efecto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.